Memoria 58 (10 de diciembre de 1877)

(58) Memoria de Hacienda y Crédito Público correspondiente al quincuagésimo segundo año económico transcurrido del 1° de julio de 1876 a 30 de junio de 1877, presentada por el secretario de Hacienda y Crédito Público al Congreso de la Unión el 10 de diciembre de 1877. México, Imprenta del Comercio, de Dublán y Chávez, 1877, 99, 301, lix, viii, pp., cuadros, tablas.

Firmada por Matías Romero.

Período: junio de 1876-julio de 1877.

Se localiza: BHBBMBIM-Mfilm, BColmex-Mfilm.

Tiene anexos, cuadros y tablas.

Síntesis del contenido:

Debido a problemas de orden político y militar (plan de Tuxtepec), el ramo de Hacienda ha tenido dificultades para conformar esta Memoria, pues en tres diferentes períodos durante el año, hubo diferentes personas a cargo de la secretaría, además del extravío de documentos y comprobantes necesarios para la elaboración de la misma.

Pese a que el entonces ministro de Hacienda, sólo estuvo al frente de su cargo poco menos de dos meses, dentro de sus objetivos está el precisar, en lo posible, el papel de Hacienda a lo largo de ese año y el anterior. Menciona las modificaciones que se realizan en el año mencionado, que son, en algunos casos, contradictorias, pues pertenecen a diferentes administraciones.

Según el ministro, en ese momento se vive una situación desahogada en cuanto a sueldos públicos. El tesoro federal disfruta del progreso del comercio, industria y agricultura que se define en la consigna de paz y progreso. Seguidamente se hace un resumen de las disposiciones correspondientes a este año económico, quincuagésimo segundo. Trata por separado cada uno de los asuntos de Hacienda.

En lo que se refiere a ingresos y egresos generales se subraya la existencia de un déficit hasta el 14 de diciembre de 1875 de casi de nueve millones de pesos. Se propone reducir el déficit para 1876-77 a través de nuevos impuestos, medios sueldos, y préstamos de industriales y comerciantes, entre otras medidas que permitan equilibrar los ingresos con los gastos que se han aprobado, considerando prioritario entre ellos el primer pago de deuda externa con los financieros norteamericanos por una suma de $300,000, según la última comisión mixta.

Se presentan cuadros y porcentajes que representan ingresos y egresos de cada uno de los ramos gubernamentales en los años quincuagésimo primero y segundo. Respecto a la cuenta de este último, en realidad hay dos cuentas, no sólo diferentes, sino hasta contradictorias. En lo que se refiere al producto de las rentas federales, se muestra un cuadro comparativo, de junio de 1867 a junio de 1877, incluyendo ingresos y egresos de cada uno de los ramos.

En cuanto a las aduanas marítimas y fronterizas, el ministro las considera de gran importancia para la economía nacional, pues se relacionan con el comercio, agricultura, minería e industria, las cuales proporcionaban más de la mitad de las rentas anuales de la República. Por ello, y cuidando su recaudación, sin descuidar los ramos de agricultura, comercio etc. (estableciendo rebajas y franquicias en los aranceles), se establecen medidas y tarifas estables, a partir del triunfo de la revuelta de Tuxtepec, con el objetivo de obtener cuotas y de evitar el fraude y el contrabando. Se incluye una lista de mercancías mexicanas de exportación, de 1876-77, a excepción del oro, plata y piedras minerales.

Se mencionan la evolución de las contribuciones directas y se señala que el poder ejecutivo abolió las alcabalas y las aduanas interiores. Al mismo tiempo se realiza la reglamentación de la renta del timbre, siendo relativamente nuevo su uso.

Se reglamentan las rentas del Distrito Federal y Baja California, que comprenden los derechos de portazgo y almacenaje.

Reseña la deuda externa, dando el por menor de la norteamericana, que se está liquidando puntualmente.

Asimismo describe la evolución de la contabilidad fiscal para el cual se establecen nuevos modelos que contribuyan a una centralización y uniformidad en las cuentas.

A manera de conclusión, el ministro comenta la evolución positiva de las finanzas públicas, pues se han logrado resolver problemas económicos atrasados con base a la paz social que trajo  la revuelta de Tuxtepec. Ver anexos estadísticos