Memoria 31 (1850)

(31) Exposición que dirige al Excelentísimo Señor Presidente de la República, su ministro de Hacienda ciudadano José Ignacio Esteva. México, Imprenta Vicente García Torres, 1851, 112 pp., cuadros, tablas.

Firmada por José Ignacio Esteva (28 de marzo de 1851).

Período: ¿1849?-1850.

Se localiza: BNLR, BIIH.

Tiene anexos, cuadros y tablas.

Síntesis del contenido:

En este texto del 28 de marzo de 1851, el ministro Esteva hace hincapié en que la Hacienda Pública está en completa desorganización no sólo por la falta de recursos sino también por las deficiencias en el sistema de recaudación, la administración y la inversión de los impuestos. En estas condiciones, y mientras el gobierno no tuviera los medios de subsistencia, resulta vano tratar de asegurar el crédito público porque no existe solvencia.

Según el ministro, los cálculos administrativos realizados para el año económico de 1851-1852 marcan un déficit de más de cuatro millones. Si a éste se agrega el existente del año económico 1850-1851 el déficit del período 1850-1852 ascendía a más de 13 millones de pesos, cantidad que se podría reducir a casi nueve millones si se hacían los ajustes necesarios.

Para salir de la crisis Esteva propone que se cubra el deficiente señalado, pero sin comprometer las rentas actuales del gobierno, de manera que al terminar el año económico 1851-1852 el Estado esté en condiciones de pagar los réditos de la deuda y amortizar la cantidad utilizada para cubrir el deficiente.

La gran opción y la panacea del país sería el crédito, pero la misma insolvencia de la nación presupone la poca disposición de los acreedores a colaborar con el gobierno. Este es el caso de Inglaterra y Francia, al igual que de los prestamistas internos. Esteva sugiere que tal vez se tuviera mejor suerte con Estados Unidos, pero no considera que los financieros de ese país estén muy interesados al respecto; por otra parte, este apoyo sería mal recibido por muchos que lo considerarían antinacional.

Por este motivo la única solución posible que vislumbra es la suspensión general de todos los pagos sobre la deuda, quedando diferidos por un período de un año en tanto el gobierno se aboque a mejorar la situación de la Hacienda Pública.

Sin embargo, esta medida y la de derogación de prohibiciones no encontraban apoyo en el gabinete, por lo que a la par de su informe Esteva presentó también su dimisión.Ver anexos estadísticos