Memoria 16 (julio de 1835-junio de 1836)

(16) Memoria de la Hacienda General de la República Mexicana, presentada a las Cámaras por el Ministro del Ramo en 29 de julio de 1837. México, Imprenta del Águila, dirigida por José Ximeno, 1837, 30, [60] pp., cuadros, tablas.

Firmada por Joaquín Lebrija (28 de julio de 1837).

Período: julio de 1835-junio de 1836.

Se localiza: BHBNCL, BNLR, BIIH, Bcondumex, BIM-Mfilm, BColmex-Mfilm.

Tiene anexos, cuadros y tablas.

Síntesis del contenido:

Al igual que anteriores ministros, en esta Memoria, Lebrija advierte que los datos que presenta no son exactos. Previene que los dos estados de cuenta que comenta fueron elaborados por la Dirección de Rentas y la Tesorería General. En seguida analiza los distintos rubros que forman parte de los ramos de la Hacienda pública, como son: aduanas marítimas, de la frontera, de los extinguidos territorios y la aduana de México; así como el derecho de exportación de oro y plata; el derecho de 2% de moneda; la renta de correos; la de salinas; Casa de Moneda de México; Bienes Nacionales, Contingente de los antiguos Estados; Mitad de las rentas de los Departamentos, Negociación de las minas de Fresnillo, Montepío civil y militar, fortificación, peajes, fondo de reserva para el caso de invasión, descuento de inválidos, hospitalidades, derecho de amortización, de pulperías, impuesto sobre carrocelas, pensiones sobre juegos lícitos, pensión para instrucción pública, derechos de oro y plata y derechos de ensaye, derecho de patente de privilegios exclusivos, derecho de patente de navegación, derecho de cartas de navegación, derecho de cartas de seguridad, premio de cambio, aprovechamientos, alcance de cuentas, multas, comisos, emolumentos de oficinas, santos lugares, créditos activos, reintegros, recursos extraordinarios, depósitos, préstamos extranjeros, crédito público y una noticia de comisos.

En otro apartado analiza el arreglo de la deuda contraída el 2 de octubre de 1830, en Londres, con Baring Hermanos y Cía.; en este sentido, menciona algunos aspectos del crédito público y de los gastos de la federación, esto como preámbulo a la presentación del presupuesto para el siguiente año económico (del 1° de julio de 1837 al 30 de junio de 1838).

De los ramos de la Hacienda pública que llaman su atención es el de las Contribuciones Directas. Al final, en su conclusión expresa varias de sus inquietudes en torno al arreglo de la Hacienda pública. Primero, llama la atención sobre la disminución de los ingresos con respecto al año anterior, a pesar de ello espera un incremento en dicho rubro, esto gracias a las reformas impulsadas en la administración de las aduanas marítimas y fronterizas, y al arreglo de las interiores. Pero lo más importante, al parecer del ministro, es terminar con el déficit, calculado en 17 millones de pesos aproximadamente, para lo cual se requería crear nuevos impuestos o arreglar los existentes, pero ello estaba en manos del Congreso y del gobierno nacional.

Otro problema ha arreglar eran los sueldos de los altos funcionarios y empleados de la administración federal, de los cuales existía atraso en su pago. Asimismo, critica el hecho de que el sistema fiscal a tenido como objetivo servirse de la “riqueza individual” en lugar de fomentarla.

De la disminución del gasto manifiesta estar consciente que su reducción llevará tiempo. Ya para concluir, indica que propondrá algo en concreto en cuanto concluya la discusión sobre cuál debería ser la base del sistema hacendario, es decir o las contribuciones directas o las alcabalas.Ver anexos estadísticos