Memoria 14 (23 de abril de 1834)

(14) Memoria hasta hoy inédita que de la Hacienda Federal de los Estados Unidos Mexicanos formó con fecha de abril de 1834 el secretario del ramo don Antonio Garay para presentarla al Congreso General de la Unión. Impresa por acuerdo de 14 de marzo de 1913. México, Tipografía de la Oficina Impresora de Estampillas, Palacio Nacional, 1913, 61 pp., cuadros, tablas.

Firmada por Antonio Garay.

Período: 1833.

Se localiza: BNCL, BNLR, BIIH, Bcondumex, BIM-Mfilm, BColmex-Mfilm.

Tiene anexos, cuadros y tablas.

Síntesis del contenido:

De antemano, Antonio Garay manifiesta que la situación de la Hacienda pública que presenta no cuenta con información completa. Entre las causas cita la falta de tiempo, considerando insuficiente tres meses para arreglar las cuentas en cada una de las oficinas; asimismo achaca la obstrucción de las operaciones hacendarias a la inestabilidad interna y a las demandas sobre las tesorerías de dinero para la guerra. Al no llegar a tiempo las cuentas, dice que es difícil conocer las causas de restricción o expansión fiscal. Por eso propone ampliar el plazo para la presentación de cuentas y variar la cuenta del año económico, es decir, que sea de enero a diciembre.

Los ingresos, vía aduanas marítimas, tuvieron un ligero aumento, pero se esperaba una mayor recaudación en la medida en que la cámara dictase medidas “para arreglar el comercio”, sobre todo para evitar el contrabando, el cual considera un problema grave. Por eso ve con optimismo la autorización concedida a la Secretaría para renovar la planta de empleados aduanales, pero lamentablemente no se encontraban sustitutos; por otra parte, aunque se proponía aumentar los salarios de los empleados fiscales, ello no resulta suficiente para prevenir el contrabando. Considera los ingresos de las aduanas marítimas de suma importancia, pues, por si solos podrían proporcionar ingresos suficientes al gobierno federal, prescindiendo de los impuestos internos, con lo que mejoraría el comercio, y el nivel de vida de la sociedad. Resumiendo, piensa necesario disminuir los derechos, legislar con claridad y castigar a todos aquellos empleados que participasen en el contrabando; con estas medidas se terminaría con el contrabando, elevaría los ingresos para poder cubrir el gasto corriente y amortizar la deuda pública. Por último, en este rubro menciona una disminución en los ingresos aduanales del Distrito Federal y un incremento en las aduanas de los Territorios y en las fronterizas.

Las rentas de pólvora, correos, lotería han disminuido, en salinas y papel sellado existen cuentas pendientes de cobro, los Estados adeudan una parte considerable del contingente. De acuerdo con la contabilidad del año anterior considera difícil cubrir el presupuesto de 1834-1835, calculando un deficiente de 3 a 4 millones de pesos. Para incrementar los ingresos propone terminar con las causas de la guerra, para que disminuyan las enajenaciones y se puedan aplicar las medidas propuestas. En cuenta a la amortización de la deuda no ha sido posible destinar el 6% de los ingresos aduanales de Veracruz y Tampico, ya que el dinero se ha empleado en la guerra interna.

Por último propone el arreglo del arancel de aduanas marítimas, así como de la planta de las mismas aduanas (tanto marítimas como interiores y fronterizas), de la Casa de Moneda, de la Tesorería General; y de la Dirección General de Rentas. También ve necesario legislar penalmente en contra de los empleados corruptos y contar con un resguardo marítimo eficiente.Ver anexos estadísticos