Memoria 84 (4 de diciembre de 1906)

(84) Memoria presentada por el Secretario de Hacienda José Y. Limantour ante el Congreso de la Unión,correspondiente al año económico de 1 de julio de 1905 al 30 de junio de 1906 presentada por el secretario de Hacienda al Congreso de la Unión. México, Tipografía de la Oficina Impresora de Estampillas, Palacio Nacional, 1909, XVIII + 560 + CLXIII pp., cuadros, tablas.

Firmado por José Y. Limantour.

Período: julio de 1905-junio de 1904.

Se localiza: BH, BColmex-Mfilm.

Tiene anexos, cuadros y tablas.

Síntesis del contenido:

El primer punto tratado en esta memoria por el secretario de Hacienda es el de presupuesto y cuenta que tuvo un resultado en “extremo satisfactorio” ya que se obtuvo un excedente de gran consideración pues haciendo las comparaciones entre los ingresos y egresos ordinarios resulta un superávit de más de 22 millones. Limantour continúa su exposición mencionando los egresos extraordinarios que fueron de un poco más de 17 millones, lo que dio como resultado un excedente de un poco más de 4 millones de pesos, que pasaron a formar parte de los gastos extraordinarios que a su vez fueron destinados a costear las obras de utilidad pública.

Con el objeto de mostrar el avance los recursos fiscales, el secretario de Hacienda presenta un cuadro comparativo de los ingresos y egresos ordinarios entre el año fiscal de 1895 y el de 1905, con base en él afirma que la marcha ascendente de los ingresos continua en el año fiscal en cuestión, alcanzando su máxima elevación, señalando que uno de los rubros que contribuye con mayores ingresos fue el de los impuestos al comercio exterior. En otro cuadro presentado compara los ingresos del año fiscal de 1905-1906 con el del año anterior teniendo como resultado un aumento de casi 10 millones de pesos. Con respecto a los egresos del gobierno federal menciona que el destinado al pago de la deuda pública era mas cuantioso ya que ascendió a un poco más de 26 millones de pesos lo que representaba el 25% del total de egresos, seguido por el rubro de Guerra y Marina con un poco más de 16 millones de pesos. Otro grupo de gastos importantes era el destinado a subvenciones de las obras de los ferrocarriles que para el año en cuestión ascendieron a un poco más de 11 millones.

Sobre la Reforma Monetaria expresó que por medio de la comisión de cambios se propusieron reformas en algunas prácticas comerciales relativas a la manera de expresar el tipo de cambio sobre el extranjero así como los nombres de monedas y signos de contabilidad con el fin de uniformar las prácticas mercantiles.

Se continuó durante el año fiscal recogiendo la moneda fraccionaria vieja, tanto de plata como de bronce, y sustituyéndola por nuevas especies creadas por la ley de 25 de marzo de 1905, para lo cual se había solicitado la ayuda de algunas Casas de Moneda de

Estados Unidos. En lo referente a la deuda pública esta ascendía a 446,760,455 de pesos, divididos de la siguiente forma: 313,526,540 de pesos eran de deuda exterior y 132,373,420 correspondían a la deuda interior.

Limantour concluye remarcando que la Administración de Aduanas expidió la ley del 26 de agosto de 1905, la cual redujo la cuota a la importación del trigo que tendió a aumentar en los mercados nacionales; asimismo fueron dictadas diversas disposiciones administrativas entre las que sobresalían: las bases para la circulación de automóviles en el Distrito federal; las de procedimientos de los agentes del Ministerio Público; las que evitaban el exceso de circulación de moneda fiduciaria de los bancos para la realización de los fines perseguidos por la Reforma monetaria. Por último, como era costumbre, cerraba la Memoria diciendo que la balanza comercial seguía reportando un saldo negativo para nuestro país.Ver anexos estadísticos