Memoria 82 (14 de diciembre de 1904)

(82)  Memoria presentada por el secretario de Hacienda José Y. Limantour ante el Congreso de la Unión, correspondiente al año económico de 1° de julio de 1903 a 30 de junio de 1904 presentada por el secretario de Hacienda al Congreso de la Unión. México, Tipografía de la Oficina Impresora de Estampillas, Palacio nacional, 1909, XX + 953 + CLXIX pp., cuadros, tablas.

Firmado por José Y. Limantour.

Período:  julio de 1903-junio de 1904.

Se localiza: BH, BColmex-MfilmBIM-Mfilm

Tiene anexos, cuadros y tablas.

Síntesis del contenido:

Para el año fiscal en cuestión, Limantour inicia la Memoria comentando el presupuesto y cuenta del erario nacional, llamando la atención en el superávit que se obtuvo y cuyo monto fue de un poco más de 10 millones de pesos, los cuales, en una buena parte, constituyen partidas que por diversos motivos no fueron ejercidas por las diferentes secretarías. En seguida presenta un cuadro comparando los ingresos y egresos del período transcurrido entre el año de 1895 y el de 1903, donde se observa una tendencia positiva de los ingresos. También muestra un cuadro de los egresos del Gobierno federal, al analizarlo se advierte que el presupuesto destinado a los servicios de la deuda pública es el mayor de todos con un poco más de 24 millones de pesos de un total de 74 millones de pesos; asimismo, entre los gastos extraordinarios sobresalen las amortizaciones de los certificados que han servido para pagar las obras públicas y en cubrir el importe de las acciones de ferrocarril compradas por el gobierno. Al abordar la cuestión monetaria, el secretario comenta la labor de las comisiones creadas, (comisión monetaria y comisión de cambios internacionales) y destaca que sus apreciaciones resultaron importantes para la expedición de la ley que faculta al ejecutivo a reformar el régimen monetario de la República.

Con respecto a la deuda pública informa que ésta tuvo un aumento debido a que el erario federal se hizo cargo de la deuda del Ayuntamiento de la Ciudad de México que importó casi dos millones de libras y por la emisión de obligaciones del tesoro que ascendieron a un poco mas de 18 millones de oro americano, destinados al pago de obras de utilidad pública, y por la emisión también de un millón y medio de pesos en bonos de la deuda interior amortizable del 5 % destinados al pago de subvenciones ferrocarrileras y por la emisión de certificados destinados al pago de obras públicas de que habla la ley de 3 de diciembre de 1903. La disposición más importante dictada sobre la administración de Aduanas es el reglamento para la conducción de pequeñas cantidades en buques nacionales o extranjeros por compañías de expreso y el establecer una aduana de 6° categoría en Mexicali, Baja California.

En lo referente a Catastros se decreto una ley que señala la circunscripción dentro de la cual se causa en el Distrito federal la contribución sobre fincas urbanas así como otro decreto para reorganizar la Contaduría Mayor de Hacienda. Asimismo, fue otorgada una concesión para establecer un banco en el estado de Guerrero así como disposición por parte del gobierno de adquirir la totalidad de acciones del Ferrocarril de Veracruz al Pacífico. En lo referente a las importaciones y exportaciones la balanza comercial siguió siendo deficitaria.Ver anexos estadísticos