Memoria 80 (14 de diciembre de 1902)

(80)  Memoria presentada por el Secretario de Hacienda José Y. Limantour ante el Congreso de la Unión, correspondiente al año económico de 1º de julio de 1901 a 30 de julio (sic) de 1902 presentada por el secretario de Hacienda al Congreso de la Unión. México, Tipografía de la Oficina Impresora de Estampillas, Palacio Nacional, 1905, XI + 329 + CXXXIX pp., cuadros, tablas.

Firmado por José Y. Limantour.

Período:  julio de 1901-junio de 1902.

Se localiza: BHBIIH, BColmex-MfilmBIM-Mfilm.

Tiene anexos, cuadros y tablas.

Síntesis del contenido:

En esta memoria el secretario de Hacienda afirma que la situación económica sigue siendo cada vez más sólida debido, a su parecer, a los esfuerzos de los poderes públicos y al desarrollo de las fuerzas vivas del país. Para la exposición de su labor durante el año en cuestión divide la obra en los siguientes apartados: presupuesto y cuenta del erario, administración, deuda pública y estadística fiscal. Sobre el primero presenta las estimaciones de ingresos para el año fiscal en cuestión y señala que hubo un aumento en la recaudación fiscal con respecto al año anterior. Menciona también que los rubros donde se notó un aumento en su captación fueron las contribuciones del timbre y la inversión de dinero correspondiente a una parte sobrante del tesoro que fue colocado en establecimientos que abonan réditos y de bonos de la Deuda interior amortizable.

Con respecto al presupuesto de egresos, aprobado por la Cámara de Diputados, dice que a pesar de la ampliación de la que fue objeto a lo largo del año se obtuvo un superávit, el cual fue utilizado para cubrir parte de los gastos extraordinarios en los ramos de Comunicaciones, Gobernación, Relaciones y Justicia e Instrucción Pública. También señala que hubo reformas de cuotas sobre la tarifa de la Ordenanza de Aduanas, además de establecer un régimen de libertad para la importación de equipajes, objetos de viaje y efectos extranjeros destinados para uso de los representantes de gobiernos extranjeros. Menciona además que el aumento considerable en el precio del maíz y del trigo, esto durante los últimos meses de este año fiscal, determinó que por algunos meses las importaciones de dichos productos estuvieran exentas del pago de derechos. Asimismo, el Ejecutivo quedó autorizado para invertir la cantidad de dinero necesaria en la introducción de los mencionados cereales y los vendiera al costo en los mercados interiores a fin de que el precio bajara.

Posteriormente hace referencia al proyecto de impulsar la organización del territorio de Quintana Roo, para lo cual fueron suspendidos, por un año, el pago de derechos de importación de puerto y de timbre. A su vez, indica que las contribuciones en el Distrito Federal y Territorios fueron recaudadas con regularidad.

Continúa su informe mencionando las concesiones autorizadas para el establecimiento de almacenes de depósito a los Bancos Central Mexicano y Mercantil de Veracruz y a la Compañía Banquera Anglo-Mexicana en las ciudades de México y Veracruz, además de dar en arrendamiento los Almacenes Generales de Depósito de México y Veracruz. También dice que se celebraron contratos para el establecimiento de bancos de emisión en Aguascalientes, Chihuahua, Tuxtla Gutiérrez, Pachuca y Tampico.

Sobre la deuda pública señala que hubo un aumento en especial en la que es pagadera en plata. En lo que respecta a la estadística fiscal de importaciones y exportaciones la primera continuó siendo superior durante todo el año, ya fuese por los puertos o por la frontera norte.Ver anexos estadísticos