Memoria 67

(67)  Memoria de la Secretaria de Hacienda correspondiente al ejercicio fiscal de 1887-1888 presentada al Congreso de la Unión por el secretario de estado y del despacho de Hacienda y Crédito Público lic. Manuel Dublán. México, Imprenta del Gobierno Federal, 1890, LXXVII + 508 pp., cuadros, tablas.

Firmada por Manuel Dublán (14 de diciembre de 1889).

Período: julio de 1887-junio de 1888.

Se localiza: BHBAGNBIM-Mfilm, BColmex-Mfilm.

Tiene anexos, cuadros y tablas.

Síntesis del contenido:

Dublán se congratula de varios logros en el año, el primero siendo el que se haya logrado por primera vez en decenios un superávit fiscal, y el segundo siendo la firma del gran empréstito externo en Berlín, señalando el regreso del gobierno de México a los mercados de capitales internacionales después de una larga exclusión.

Señala que las modificaciones administrativas en el rubro de ingresos han sido escasas. En total se han recaudado por los tres ramos de ingresos ordinarios aproximadamente 40 millones de pesos (ver Cuadros con datos exactos), componiéndose de más de 19 millones por impuestos sobre importaciones y exportaciones, cerca de 12 millones por “contribuciones interiores”, incluyendo el timbre, y un poco más de 9 millones por el ramo de “servicios, aprovechamientos y ramos menores”. A ello hay que agregar 24 millones de pesos procedentes “de préstamos de pronto reintegro y, en su mayor parte, del empréstito contraído en Berlín.”

Luego sigue una descripción de los aumentos o disminuciones del gasto público. La secretaría que registró un mayor aumento en sus gastos fue la de Guerra ($ 1,784,781) que representa un poco más del 50% del total de los aumentos ($3,014,962).

También se incluye una detallada síntesis de la información presentada en la Cuenta del Tesoro Federal, 1887-1888 a nivel de ingresos, egresos y deuda pública. De esta manera se explica como se va liquidando una parte importante de la deuda flotante, especialmente con el Banco Nacional de México.

Se detalla, por fin, los resultados financieros del gran empréstito externo emitido bajo la dirección de la banca Bleichroeder en Berlín. Se señala porque el monto de los ingresos líquidos del préstamo es mucho menor al total del valor de los bonos emitidos. A continuación se reseña la liquidación y conversión de la deuda pública interior, incluyendo la emisión de bonos del 3% que se canjean en México y en Londres por los viejos títulos de deuda interior que circulan ampliamente.

Para concluir, Dublán expresa que la situación de la Hacienda pública como satisfactoria, sobre todo si se le compara con épocas anteriores. Los alcances así lo constataban, la deuda había sido arreglada, por lo que el crédito nacional ocupaba un sitio distinguido en los “mercados extranjeros”; esto, a su vez permitió, la contratación de un préstamo “que permitió convertir al 40 por ciento la antigua deuda contraída en Europa desde los primeros años de la Independencia y amortizar la deuda flotante, cuyo crecidos intereses impedían la nivelaciones de los presupuestos, por ello puede afirmarse que esta despejado el camino para la reconstrucción hacendaria del país y para el desarrollo de sus elementos de riqueza”.Ver anexos estadísticos